¿Qué es?
El efecto Streisand se produce cuando un intento de censurar u ocultar determinada información tiene el efecto contrario al deseado. En vez de reducir la exposición pública de la información, ésta se convierte en viral, su difusión se descontrola y hace que llegue a un mayor número de personas.




Debe su nombre a un incidente que ocurrió en 2003. Varios fotógrafos contratados por California Coastal Records Project tomaron más de 12.000 imágenes para documentar la erosión costal californiana. En una de estas imágenes también aparecía la mansión de Barbara Streisand. La cantante demandó a la institución, reclamando 50 millones de dólares en compensación, alegando violación de su privacidad. El juzgado aceptó su demanda pero obligó a la artista a indicar cuál era la foto en la que aparecía su casa. A lo largo del mes siguiente, la foto en cuestión fue descargada más de 400.000 veces de la página de la California Coastal Project y el escándalo se convirtió en viral.

Otros ejemplos famosos

La iglesia de la Cientología intentó prohibir la difusión de un vídeoen el que Tom Cruise hablaba en términos no muy halagadores de ella. El resultado obtenido, lejos de reducir su exposición pública, fue la difusión masiva del vídeo en internet y la creación de un movimiento anti-Cientología con actividades periódicas.

La revista El Jueves publicó en la portada de su número 1573 una caricatura con los Príncipes de Asturias manteniendo relaciones sexuales. El juez Juan del Olmo consideró el dibujo "claramente denigrante y objetivamente infamante" y ordenó el secuestro del dicho número. Lejos de cerrar el asunto, la revista se agotó en los kioscos y actualmente está a la venta como objeto de coleccionismo en páginas de subastas.

En septiembre de 2009 durante una visita oficial de José Luis Rodriguez Zapatero a EE.UU. la Casa Blanca tomó una foto en la que aparecían, además de los dos matrimonios presidenciales, las hijas del entonces presidente español, vestidas con unos atuendos algo gothic. La imagen se difundió rápidamente por el cíberespacio lo que determinó al Gobierno Español a pedir a la Casa Blanca su retirada de la web oficial. Poco tiempo después la difusión de la imagen se aceleró exponencialmente y dio lugar a caricaturas y panfletos que empezaron a circular por la red, ridiculizando la reacción del Gobierno.